Negocio de 1.700 euros anuales

Los pequeños de la casa también tienen sus gustos. Van a fiestas, salen al cine, y algo muy importante tienen una significativa influencia en la compra de productos, sobre todo si son para ellos.

En el altamente competitivo mundo de la moda, los niños también ocupan un lugar importante. El look del niño de alguna forma dice como son sus padres y estos no solo buscan economía, también quieren ropa de calidad y de diseños actualizados. En España los establecimientos de ropa infantil no son tantos como los de adultos; pero existen propuestas cada vez más interesadas en hacer que eso cambie.

Los niños representan un gran segmento; pero es importante establecer bien el objetivo. Los adultos necesitan ropa para ir al trabajo y a menos que tengan uniforme, necesitan llevar ropa diferente, cosa que no es fácil de lograr con presupuestos tan discretos. Entonces pareciera que la moda es un asunto de gente que tiene mucho dinero, aunque en cierto modo son quienes más lujos pueden darse y tener los diseños más apetecidos en cuanto a marcas y diseñadores de renombre, los segmentos de clase media también tienen acceso a una enorme variedad de prendas de moda y eso se extiende a los niños.

tienda

La moda de los más pequeños fue un negocio de 1.700 millones de euros en 2016, 4,8% más que en 2015 cuando había crecido en relación al año anterior un 7,5%, lo que denota una tendencia positiva y estamos hablando de dos años en los que la recuperación económica no era lo buena que es hoy. Como en todos los sectores, se encuentra uno con establecimientos que mostraron números nada interesantes y que sus propietarios refirieron que cada vez se gasta menos en la ropa de los niños de la casa; pero eso es algo que las cifras totales del negocio no reflejan, la realidad es totalmente contraria.

Muchos de estos establecimientos son muy tradicionales y la incorporación de franquicias, que ha sido muy bien aceptada le ha dado un particular toque de actualización al negocio, haciendo que los de la vieja escuela se queden para atender a clientes que traen por tradición. Las maneras de manejar el negocio son más dinámicas. Uno puede escuchar de un dueño de establecimientos como estos que ahora los niños crecen más rápido y que por eso la ropa les queda pequeña más rápido, algo un poco singular por decir menos. El asunto es que la oferta ha crecido y la diversidad es mayor, las ventas online también se han llevado una parte de la torta y si tu mercadeo es el mismo de hace 50 años, que consistía en poner algún anuncio en el periódico o en una revista y esperan a que los clientes llegaran, ahora es insuficiente. El mundo se mueve más rápido y la moda también.

Interesantes iniciativas como La Feria Internacional de Moda Infantil y Juvenil, ponen a diseñadores, fabricantes, distribuidores, y minoristas en constante movimiento. Eventos como este conectan a varios países y dinamizan la actividad comercial, no se quedan en un establecimiento esperando vender, tienen páginas web, usan mayores recursos de mercadeo para colocar sus productos y sus marcas. No es cualquier cosa llegar a tener a más de 200 firmas mostrando nuevas colecciones de ropa infantil de moda para la temporada que se acerca, no importa si la necesidad es casual  o ropa de vestir, todas tienen su espacio en el mercado.

pasarela

Por ejemplo, para esta feria en particular llegan compradores de todas partes del mundo; de África, Estados Unidos, del resto de Europa, Emiratos Árabes Unidos y muchos otros. Eso es el reflejo de que el mundo está interconectado y como siempre ha sido, donde haya buenos productos que permitan obtener ganancias, habrá gente queriendo comprarlos para venderlos en otros lugares en donde son apreciados y se tiene el dinero para hacerlo.

Entonces como minorista (venta directa al público), debes ser más agresivo e innovador y no quedarte sentado esperando a los clientes y como fabricante sabes que si no tienes un mercado local, fuera de tus fronteras hay un mundo de necesidades esperando por tus productos, solo tienes que buscar aliados que quieran hacer dinero vendiéndolos o usar la figura de la franquicia para ganar territorio, aunque si tienes el músculo financiero suficiente puedes llevar tu marca tu mismo, con tus propios recursos.

No se admiten más comentarios