Mayrit, ¿Te suena familiar?

Sobre el agua fue edificada y de fuego son sus muros. Uno de los lugares más conocidos del mundo y está en España.

Es su forma castellana, Magerit, una fortaleza a orillas del Manzanares, hoy una de las ciudades más espectaculares del mundo y una de las más visitadas también. Su nombre es un canto a la abundancia de agua y arroyos presentes en el lugar.

Lo que comenzó como una fortaleza árabe, se convirtió en uno de los destinos preferidos para quien visita España. Desde la habitación de hotel en Madrid sale el visitante a deslumbrarse, con arte, cultura, dinamismo, gente de todas partes del mundo, negocios, una experiencia llena de emociones por doquier.

Madrid siempre es noticia en el periódico del mundo y su encanto dio sus primeros pasos, para algunos eruditos, en 1561, cuando comenzaron los desarrollos urbanísticos en los alrededores del fuerte. Aquél recinto medieval comenzaría a ver un crecimiento que en 60 años multiplicó por 10 su población.

¿Qué se sabe del principio?

La base de aquella ciudad de antaño, estaba conformada por rufianes, mendigos, religiosos y ex soldados, el ambiente en sus calles no se parece en nada a lo que es hoy; pero así comenzó todo. La corte se instaló allí, así como toda la organización política y administrativa, su poder de atracción como nueva ciudad atrajo lo mejor del arte y la literatura de España. Se levantaron el Ayuntamiento, la Plaza Mayor y algunas iglesias. Todo aquél urbanismo y estilo de vida mejoraría con los Borbones, esa fue la recompensa del ganador, por su fidelidad a ellos durante la Guerra de Sucesión.

El Puente de Toledo, el Palacio Real, entre otros muchos lugares espectaculares que visitar, dan cuenta de una historia rica, entretenida y lista para que tú la conozcas.

¿Cómo llegó a ser la ciudad cosmopolita que es hoy en día?

madrid

No hubo un proceso de industrialización que atrajera a la gente al lugar, desde 1920 la migración hacia ella se incrementó en gran medida, al nivel que en apenas 10 años casi la mitad de sus habitantes habían llegado de otras provincias.

La Segunda Guerra Mundial, estremeció sus cimientos y como era de esperarse surgió con mucha fuerza el crecimiento de empresas de gran tamaño, la industrialización había llegado, metalurgia, electromecánica, farmacéutica, química, la ciudad estaba en su apogeo, la ayuda estadounidense a través del Plan Marshall, le abría una posibilidad a Europa de salir de aquella terrible experiencia guerrerista. Las empresas del país que se asumió como ganador, comenzaron a extender sus tentáculos por todo el continente aliado. Fue una era de expansión.

Los contrastes que dejaba el progreso podían apreciarse al ver una ciudad con rascacielos y al mismo tiempo sitios medievales que hacen una combinación fascinante al ojo del visitante y del propio habitante. Aunque está muy claro, que son los turistas los que mayormente aprecian tal belleza, porque sus pobladores regulares están tan pendientes de lo suyo, que pocas veces alcanzan a ver los cambios tan apreciables de la ciudad; pero eso es algo común en todas partes. Lo cierto es que es una ciudad donde puedes encontrar de todo: historia, arte, arquitectura antigua, clásica, de vanguardia, centros comerciales, edificios inteligentes, Madrid es una ciudad que no se detiene nunca y para disfrutarla solo hay que salir de la habitación del hotel, no necesitas más que eso.

¿Cómo podría definirse la ciudad?

Al ver el urbanismo tan cambiante, tan dinámico, con edificios de oficinas, torres de arquitectura espectacular y por otro lado estructuras medievales de exquisita arquitectura, jardines, es una verdadera mezcla de sensaciones.

No se trata solo de urbanismo, es una combinación de pueblo y metrópoli, tal vez hubiese sido imposible de lograr si alguien se lo hubiese planteado. Parece una suerte de desarrollo social en donde cada época va dejando huella de ella y las generaciones siguientes han tenido la habilidad de integrarlas para ir construyendo día a día una ciudad que conserva sus orígenes y no solo eso, sino que también los explota; quiero decir, que le saca provecho desde el punto de vista turístico, porque son millones de visitantes que van por arte, por su arquitectura medieval, por sus barrios, por su gastronomía, por sus monumentos.

Buenas noches

madrid en la noche

Al caer el sol todo se transforma, llegan los colores artificiales de avisos luminosos, pantallas gigantes, luces de neón, la ciudad se ilumina y los bares, restaurantes, salas de concierto, cerrados y al aire libre y discotecas, no te dejarán casi tiempo para el descanso. Madrid se caracteriza por tener una intensa vida nocturna: Malasaña, Torre Europa, Arguelles, Mancloa, Chueca, Huertas, son zonas de gran actividad para descubrir lo que oculta la noche madrileña.

¿Qué dicen los turistas después de visitarla?

Los niveles de aprobación son excelentes, de cada 10, 7 personas dicen que regresarán. En cuanto a la calidad de los servicios de hotel y a nivel de gastronomía los resultados de satisfacción de clientes son muy altos y eso sin restarle importancia a lo atractivo que para ellos resultan lo precios, sobre todo para quienes llegan de otras partes de Europa. Aunque Madrid es considerada una de las ciudades más caras del mundo, la relación coste-beneficios obtenidos, bien vale la pena.

No se admiten más comentarios