Cuando la banca no se ve bien

Si alguien incurre en alguna falla lo lógico es que deba resarcir el daño causado ¿No lo cree así?

Con alrededor de 8 millones de afectados y unos 30 mil millones de euros en juego en toda España, la sentencia del Tribunal Supremo en relación a la devolución de gastos por hipoteca que deben hacer los bancos y entidades que cobraron a sus clientes por ese concepto ha causado un gran revuelo y no es para menos.

La banca o el sistema financiero están en una posición de ventaja sobre los millones de afectados. Es bien sabido que el Estado debe velar para que los contribuyentes estén protegidos contra actos que vayan en contra del buen proceder; pero tal parece que el poder del sistema financiero es tal que pareciera ejercer una enorme presión sobre quienes están encargados de gobernar.

Al igual que con la situación de los suelos, los gastos de hipoteca han sido cobrados a los prestatarios y no es un asunto que haya ocurrido por un período corto, estamos hablando de años. ¿Cómo las autoridades dejaron que el daño llegara a tales niveles? ¿Dónde está la protección a los ciudadanos?

dinero euros

Retomando la sentencia 705, hecha en 2015 por el Tribunal Supremo, que determina que la clausula por la cual se impone al prestatario; es decir, a la persona que recibe el dinero de un banco o de otra entidad como cajas de ahorro, la obligación de pagar los gastos de formalización de hipoteca, es una clausula abusiva y por tanto nula. Debido a que hay una descompensación hacia los particulares, no hay ningún tipo de equilibrio en esa relación. Por tal motivo se establece que las entidades que realizaron los préstamos están sujetas a la demanda de quienes fueron objeto de del perjuicio, los cuales tendrán la responsabilidad de reclamar formalmente le sean reversados esos gastos de formalización.

Cuando una persona pide un préstamo y asume una hipoteca tuvo que cumplir con una serie de requisitos entre los cuales se pueden mencionar los gastos de notaria, de registro y el pago de impuestos sobre actos jurídicos. Esos gastos fueron cobrados por las entidades que prestaron el dinero y ahora serán sujetos a reclamo por parte de los prestatarios.

Pero es importante que se sepa que la sentencia no implica una devolución automática del dinero pagado por los particulares, eso significa que no podrás ir al banco y pedir que te sea devuelto el dinero que pagaste por el papeleo y los impuestos que se han mencionado. Es importante que se tenga el conocimiento necesario para llevar a cabo una serie de trámites que empiezan por hacer una reclamación formal en la entidad bancaria de la que recibió el préstamo, a tal efecto debe dirigirse al servicio de atención al cliente del banco en cuestión. Luego debe interponer una demanda judicial, con un abogado y procurador, en la cual se hará la solicitud de devolución de los gastos de formalización de la hipoteca y allí se incluyen los gastos por llevar a cabo la reclamación.

hipotecas

Existe en la sentencia, que vale decir incluye otros aspectos, un tema relacionado con los plazos y allí se establece que solo podrá hacerse el reclamo hasta el 24 de diciembre del año 2019. Si el prestatario ha abonado todas sus cuotas, podrá reclamar siempre y cuando se hayan abonado 4 años hasta el 23 de diciembre de 2015, fecha en la cual salió la sentencia. Algunos especialistas consideran que no debería existir ningún plazo, puesto que al determinar la nulidad, el afectado está en todo su derecho de reclamar sin plazo para hacerlo.

Son variadas las opiniones de los expertos en la materia; pero todo apunta a que se debe acudir a un especialista en derecho para que haga su trabajo, la otra opción es acudir a alguna asociación o algún colectivo que permita presentar el reclamo en grandes grupos con lo que se lograría el impacto en la opinión pública y que como en otros casos no salga perdiendo el lado flaco de la cuerda, que como todos saben, es el particular.

No se admiten más comentarios