Control y Libertad

Una vez bajo control estarás más cerca de una experiencia fascinante.

Amantes de la ecología y la aventura ven en el kitesurf un deporte ideal para aprovechar y disfrutar la naturaleza sin dañarla. Para practicarlo no necesitas ser un súper atleta y aunque lo parezca no hace falta tener gran fuerza para poder dominarlo, vale decir que un niño de 6 años puede practicarlo. Además es una actividad al aire libre que le incorpora al lienzo natural, colores y movimiento que hacen más hermoso el cuadro.

El solo hecho de ver a los kitesurfers aprendiendo, navegando, cayendo, haciendo acrobacias es muy relajante, es como ver a las aves en pleno vuelo.

lufinha

Este es un deporte que requiere de gran arrojo, sobre todo si los vientos son fuertes, las velocidades pueden llegar a los 90 Km. por hora y un impacto con el agua a tal velocidad puede ser como chocar contra un camión. Esta forma de navegar después de unos minutos se hace más exigente, incluso para los más técnicos. La cometa y el viento que la impulsa son manejados por el peso del cuerpo del atleta y por sus brazos.

Hacer un recorrido como el que hizo Francisco Lufinha, un kitesurfer brasileño que cruzó el Atlántico saliendo de Lisboa y llegando a la isla de Madeira. Hizo este increíble recorrido en 47 horas y 37 minutos, estamos hablando de casi dos días para cubrir 874 kilómetros. Eso es como ir de Coruña a Almería por carretera, una ruta que tomaría unas 10 horas y media. Esa hazaña lo ubicó en un record mundial.

Para lograr este tipo de proezas es necesaria, no solo una gran preparación física, sino una actitud mental adecuada, eso es lo más difícil. Cuando el cuerpo entra en automático, los músculos rinden porque tienen el entrenamiento, el cuerpo sigue funcionando; pero la mente conspira y comienzan a entrar los pensamientos que nos alejan de la meta. En su recorrido se quedó dormido durante la primera noche y eso lo hizo chocar y perder la tabla, no había visibilidad. En ese momento perdió la comunicación con el bote que le prestaba apoyo.

Unos 20 minutos después del caos, gracias a una luz especial para rescates pudo ser visto, le fue provista una nueva tabla, con la que prosiguió su viaje. Unas laceraciones y contusiones leves no iban a impedir que  Francisco continuara. A su llegada tuvo un merecido recibimiento de quienes le recibieron entre aplausos y palabras de admiración, no era cualquier cosa la que había logrado.

cometas en el cielo

Este es un deporte que puedes aprender en muchos lugares en el mundo donde hay playas con buen viento; pero sin duda las Playas de Tarifa (Cádiz) son ideales, de hecho están entre las mejores del mundo para practicar ese deporte y además en ellas puedes conseguir en sus orillas escuelas con profesionales certificados que podrán brindarte las herramientas para que disfrutes de una experiencia cargada de adrenalina o sembrar en ti el espíritu para que te conviertas en un próximo campeón de kitesurf en cualquiera de sus especialidades. Las playas de Tarifa han sido sedes de campeonatos del mundo de este colorido y excitante deporte.

No se admiten más comentarios