ADN para todos

Desde que se hizo posible determinar la paternidad de un padre y “su hijo” muchos han sido los que  rompen con el tortuoso cargo de conciencia de saber si es o no es posible su parentesco. Sin embargo, lo han hecho tras pagar altísimas sumas de dinero, y esperar un largo tiempo luego del trámite burocrático para conocer los ansiados resultados. Pero ya todo esto quedó atrás y cambió el hecho de ser la única opción en este campo, puesto que en España, un centro diagnóstico clínico brinda desde hace pocos años la oportunidad de tener acceso a una prueba de ADN a un costo accesible. Para aquéllos que viven en la zozobra por no saber si es verdadera su paternidad es algo ideal, pues siendo un sufrimiento que a veces se decide llevar por miedo a la exposición, y hasta el mismo estrés que representa la experiencia, con esta alternativa todo eso puede evitarse.

licuarCefeGen es el nombre del centro diagnóstico integral que trae a muchos la alternativa perfecta, ofreciendo un exitoso kit que ofrece una viabilidad del 99.99 % sobre el resultado de la paternidad, el cual incluye en el paquete solamente dos pares de hisopos, instrucciones para su uso y un básico formulario por tan solo 200€. La toma de la muestra se hace de forma casera, de la manera más simple pues tanto el padre como el hijo toma un hisopo y lo frota contra el interior de su mejilla por 20 segundos, repitiendo el procedimiento con el otro hisopo en la mejilla contraria. Esto será enviado al laboratorio para su posterior análisis y determinar por medio de la comparación de ADN su parentesco.

Estas pruebas se dedican a determinar la relación filial que pueda existir entre determinados individuos, estableciendo perfiles génicos de los involucrados.  Se debe recordar que el ADN es una de las piezas fundamentales dentro de los cromosomas, esas estructuras compuestas además por proteínas que se encuentran en todas las células presentes en nuestro cuerpo.

Para conocer de manera ilustrada el ADN se puede hacer un experimento sencillo, con ayuda de unos cuantos instrumentos que en casa de seguro los tendrás:

Necesitas:

  1. Hígado de pollo.
  2. Jabón detergente líquido.
  3. Ablandador de carnes.
  4. Alcohol etílico.
  5. Una licuadora.
  6. Un recipiente transparente plástico o de vidrio.
  7. Vaso con graduación.
  8. Cantidad necesaria de agua.
  9. Colador

Procedimiento:

  1. Con ayuda de un cuchillo, cortar en cubos pequeños el hígado.
  2. Luego procesarlos en la licuadora con suficiente agua para que pasados 10 segundos se obtenga una pasta con consistencia cremosa.
  3. Se debe pasar por el colador para separar los trozos que no fueron triturado lo suficiente y verter la mezcla obtenida en el recipiente graduado.
  4. De la cantidad obtenida, se calcula su cuarta parte y será la cantidad a agregar del jabón detergente líquido.
  5. Se añade una cucharada del ablandador de carne que actuará como enzimas, removiendo con cuidado por un espacio de tiempo de unos 5 minutos, pues si se mezcla de manera abrupta se podría romper el ADN y no ser observado.
  6. Con mucho cuidado, se introduce la mezcla en el recipiente transparente y hasta la mitad.
  7. Inclinando el recipiente hacia un lado, se añade el alcohol con cuidado de manera que se evite combinar con la mezcla anterior.

agua adn

Luego de esperar unos minutos, subirán a la superficie del alcohol unos pequeños cuerpos blancos, se trata entonces del ADN. Esto ocurrió por acción de la separación de las células con la licuadora, y por el rompimiento de las mismas por parte de las enzimas del ablandador de carne.

No se admiten más comentarios